Lun. Abr 19, 2021

Latino News

Noticias de Hazleton y el mundo

Fundado el 20 de mayo de 2013

El déficit comercial de EE.UU. subió en agosto a 67.102 millones de dólares

Washington , 6 oct (EFE/Jorge A. Bañales).- El déficit en el comercio exterior de bienes y servicios de Estados Unidos aumentó un 5,8 % a 67.102 millones de dólares en agosto, la cifra más alta en 14 años, comparado con los 63.370 millones de dólares del mes anterior, informó hoy el Departamento de Comercio.

El dato, que refleja la leve reactivación durante el verano de una economía vapuleada por la pandemia de la COVID.19, superó las expectativas de los analistas, que habían calculado un saldo negativo en la balanza comercial de unos 66.200 millones de dólares.

Entre enero y agosto, Estados Unidos ha acumulado un déficit comercial de 421.846 millones de dólares, un 5,6 % por encima de los 399.266 millones del mismo período de 2019.

El déficit de Estados Unidos en su comercio de bienes con el resto del mundo marcó en agosto la cifra sin precedentes de 83.900 millones de dólares, al tiempo que el país obtuvo un superávit de 16.800 millones de dólares en el comercio de servicios, el más bajo desde enero de 2012.

En gran medida, el fracaso de Trump en sus intentos por reducir los déficit comerciales que Estados Unidos ha tenido por décadas se debió a las pautas de importación y exportación establecidas y difíciles de modificar.

El saldo negativo, que ha crecido en cinco de los últimos seis meses y en agosto alcanzó la tercera cifra más alta de la cual se tenga registro, señala otro incumplimiento de las metas económicas prometidas por el presidente Donald Trump en su campaña de 2016, cuando señalaba al déficit comercial como uno de los problemas más graves de Estados Unidos.

El déficit en el comercio exterior quita puntos en el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), y los economistas calculan que el aumento de este saldo negativo durante el tercer trimestre restará algunas cifras en el PIB de julio a septiembre.

En gran medida, el fracaso de Trump en sus intentos por reducir los déficit comerciales que Estados Unidos ha tenido por décadas se debió a las pautas de importación y exportación establecidas y difíciles de modificar.

La pandemia de la COVID-19, que empezó a impactar la economía de EE.UU. a fines de febrero, ha nutrido el déficit con un crecimiento de las importaciones más rápido que el de las exportaciones.

La pandemia envió a casi 40 millones de personas al desempleo, que alcanzó en marzo un índice del 14,4 %.

En agosto el apetito de los consumidores estadounidenses por productos comprados en el exterior elevó las importaciones a 239.038 millones de dólares, un 3,1 % más que los 231.686 millones de dólares del mes anterior.

Por su parte, las exportaciones de EE.UU. en agosto sumaron 171.935 millones de dólares, un 2,1 % por encima de los 168.316 millones de dólares vendidos al resto del mundo en julio.

Las importaciones están casi un 3 % por debajo de los niveles previos a la pandemia, mientras que las exportaciones están un 18 % por debajo a los meses previos a la pandemia, como resultado de una menor demanda internacional y los problemas que encuentran los exportadores estadounidenses para recuperar mercados.

En agosto, el déficit de Estados Unidos en su comercio de bienes con China bajó a 29.780 millones de dólares, comparado con uno de 31.630 millones de dólares el mes anterior, y ha acumulado un saldo negativo de 193.117 millones de dólares desde enero, un 18 % inferior al déficit en el período similar de 2019.

El saldo negativo en el comercio de bienes de EE.UU. con la Unión Europea bajó de 15.702 millones de dólares en julio a 15.668 millones de dólares en agosto, para una suma de 113.635 millones de dólares en los ocho primeros meses del año.

El déficit con México subió a de 10.639 millones de dólares en julio a 12.759 millones de dólares en agosto, y ha acumulado 68.420 millones de dólares entre enero y agosto. EFE