Lun. Oct 19, 2020

Latino News

Noticias de Hazleton y el mundo

Fundado el 20 de mayo de 2013

La Juventud Hazletoniana

Ser joven es ser potente. Siempre se habla de que el futuro es de los jóvenes y ese postulado resulta ser un axioma; es decir, una verdad, en el entendido de que son el relevo de las generaciones de sus padres.

Desde el hogar, debe iniciarse ese estímulo en el niño para que estudie. Hay que educar al niño a ser responsable, a hacer sus tareas, recoger su habitación, a no mentir y comportarse correctamente donde quiera que vaya. Enseñarles valores y establecer límites. Por supuesto, las acciones de los padres deben de estar en consonancia con lo que se le pretenda enseñar a los hijos, no tan solo palabras.

A veces se espera mucho de los jóvenes y pienso que ni como país ni como ciudad, no estamos haciendo muchas cosas para empoderar a nuestros jóvenes.

La lucha por la sobrevivencia de muchos padres, obligan a niños a estar demasiado tiempo solos. La sobrepoblación escolar, el desconocimiento del idioma de los niños que recién llegan a la ciudad, la poca ayuda que hay en el Distrito Escolar, hacen que muchos de nuestros jóvenes terminen la secundaria con grandes lagunas a nivel de aprendizaje y eso se evidencia de un modo más fuerte en la universidad, cuando no entienden los conceptos de las materias que reciben.

Hay un alto nivel de deserción escolar, porque por los mismos conflictos de aprendizaje, la impotencia, la falta de estímulo, obligan a muchos jóvenes a dejar la escuela para irse a una factoría. Es algo que, como comunidad, como familia, tendremos que mejorar.

“Uno de los factores que más influye en la deserción escolar es la falta de contención y afecto que los jóvenes reciben en el entorno de su familia. Según estudios, más del 50 % de los alumnos que abandonan la escuela, se encuentran en una situación emocional con respecto a sus familiares muy delicada”.

No todo está perdido. Mientras existan personas que puedan motivar a los más jóvenes, siempre habrá esperanza para muchos cambios. Recuerdo la marcha por la paz que protagonizaron los jóvenes de Hazleton en el 2018, que movieron a muchos adultos a caminar junto a ellos. Fue algo fenomenal, saber que tantos jóvenes en todo el país, marchaban en contra de las armas y a favor de más seguridad en las escuelas.

Recientemente, dos jóvenes de nuestra ciudad, tuvieron la iniciativa de organizar una manifestación en el parque Columbus el pasado 22 de febrero. Ellos, ayudados por otros adultos, lograron concitar a un gran número de dominicanos /as, quienes protestaron por la suspensión de las elecciones municipales de la República Dominicana. Se manifestaron a favor del respeto al derecho al voto y la garantía de que se preserve la democracia por encima de cualquier interés partidista.

Estas iniciativas antes mencionadas, protagonizadas por los jóvenes, nos llena de orgullo. Porque como nunca antes, estamos comprobando que ya los jóvenes, se están interesando en el cambio social y político del país y de las comunidades en donde residen.

La juventud de Hazleton, que quiere hacer las cosas correctas, sabe que debe empoderarse y ser parte de los cambios, porque esta ciudad también es su hogar y lo que ellos puedan hacer, marcará la diferencia entre los adultos que casi siempre, no logramos ponernos de acuerdo para lograr el bien común.

 

Eddy Ulerio

Editor