Jue. Abr 15, 2021

Latino News

Noticias de Hazleton y el mundo

Fundado el 20 de mayo de 2013

Corte de Apelaciones de EE. UU. confirma desacato del abogado detrás del fraude judicial ecuatoriano contra Chevron

SAN RAMÓN, Calif.–(BUSINESS WIRE)–#Chevron–La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Estados Unidos confirmó múltiples fallos por desacato civil contra el exabogado Steven Donziger (ahora inhabilitado del ejercicio profesional), poniendo fin a su campaña para beneficiarse de la fraudulenta sentencia ecuatoriana. La sentencia ecuatoriana en contra de Chevron fue obtenida en violación de la Ley contra el crimen organizado (‘RICO’, por sus siglas en inglés).

Como señaló ayer la Corte de Apelaciones, Donziger “consiguió de manera fraudulenta la sentencia ecuatoriana contra Chevron mediante un patrón de actividades criminales”. La Corte también indicó que “Donziger, entre otras cosas, sobornó al juez que presidía la corte para que dictara una sentencia a favor de sus clientes a cambio de 500.000 dólares producto de la sentencia; extorsionó a la corte para que nombrara a un perito elegido a dedo por Donziger, a quien Donziger pagó por un testimonio favorable; y redactó clandestinamente la sentencia ecuatoriana”. En 2020, el Primer Departamento de la División de Apelaciones de Nueva York prohibió a Donziger ejercer la profesión de abogado por “una escandalosa mala conducta profesional, esto es, corrupción de un experto judicial y redacción clandestina de su informe, obstrucción a la justicia, manipulación de testigos y coerción judicial”.

En el fallo de ayer, la Corte de Apelaciones estuvo de acuerdo con “las conclusiones de la Corte de Distrito de que Donziger actuó en desacato a la orden judicial que resultó de la sentencia RICO de muchas maneras”, incluidas las siguientes: Donziger se reusó a transferir su interés en la fraudulenta sentencia ecuatoriana a Chevron, transfirió una parte de su interés en la sentencia a cambio de servicios personales, transfirió y disipó sus activos en violación de sus obligaciones como deudor judicial, y violó órdenes que le obligaban a entregar sus computadoras y dispositivos electrónicos para una investigación forense. La Corte de Apelaciones señaló que, en su mayor parte, Donziger “ni siquiera intentó impugnar las conclusiones de la Corte de Distrito sobre su conducta contumaz”. La Corte revocó otros aspectos de los fallos de la Corte de Distrito y remitió el caso a la Corte de Distrito para que determinara el monto de los costos que Donziger debe pagar a Chevron.

La decisión rechaza los intentos de Donziger de eludir la sentencia RICO. La Corte de Apelaciones dictaminó que, a partir de ahora, Donziger “ya no puede vender ningún interés en la sentencia ecuatoriana por ningún motivo, ni utilizar las ganancias para su beneficio… ni beneficiarse de dichas ventas de ninguna forma”. La Corte también confirmó la adjudicación de las costas contra Donziger, porque “se solicitaron costas en un litigio en el que Donziger fue declarado responsable de participar en un patrón de extorsión y chantaje que implica la corrupción de un poder judicial extranjero, lo cual resultó en una sentencia de miles de millones de dólares”. La decisión reconoció “las constataciones de hechos y las conclusiones legales exhaustivas y totalmente persuasivas de la Corte de Distrito, las cuales [la Corte de Apelaciones] ya ha confirmado en su totalidad, estableciendo las violaciones de la ley y la ética de Donziger que se sumaban a un patrón de extorsión y chantaje en violación del estatuto RICO”.

Las cortes de los Estados Unidos no son las únicas que han condenado el litigio ecuatoriano contra Chevron. En un procedimiento separado, un tribunal internacional en La Haya dictaminó que la sentencia ecuatoriana fue obtenida por el equipo legal de los demandantes mediante fraude y corrupción escandalosos y, por lo tanto, es inejecutable según el derecho internacional. El tribunal internacional rechazó además las alegaciones de impactos ambientales atribuibles a Chevron, sosteniendo que la corrupta sentencia ecuatoriana se basó en reclamos ambientales que la República del Ecuador ya había transado y liberado años antes, tras la culminación exitosa de una remediación ambiental llevada a cabo bajo la supervisión y con la aprobación de la República del Ecuador.

Todos los esfuerzos para ejecutar la fraudulenta sentencia ecuatoriana fuera de Ecuador han sido rechazados. La decisión de hoy finalmente reivindica la posición de Chevron en esta controversia.

Chevron Corporation es una de las principales compañías integradas de energía a nivel mundial. A través de sus filiales que realizan negocios en todo el mundo, la compañía está involucrada en prácticamente todas las facetas de la industria energética. Chevron explora, produce y transporta petróleo crudo y gas natural; refina, comercializa y distribuye combustibles para el transporte y lubricantes; fabrica y vende productos petroquímicos y aditivos; genera electricidad; y desarrolla y despliega tecnologías que incrementan el valor del negocio en todos los aspectos de las operaciones de la compañía. Chevron tiene su sede en San Ramón, California. Más información sobre Chevron está disponible en www.chevron.com y más información sobre el juicio fraudulento contra la empresa en Ecuador en www.juiciocrudo.com.

Contacts

Contacto: James Craig, asesor de comunicaciones de Chevron, +1 (925) 842-1319 (oficina) o +1 (832) 794-1630 (móvil).