Mié. Jun 16, 2021

Latino News

Noticias de Hazleton y el mundo

Fundado el 20 de mayo de 2013

Piden esclarecer el caso del joven colombiano que desapareció durante las protestas en Risaralda y apareció muerto en Antioquia

Protestas en colombia

Brahian Gabriel Rojas López, de 26 años, desapareció el pasado 28 de abril, en el primer día de las protestas antigubernamentales contra el Gobierno colombiano, durante una operación policial en el municipio La Virginia, del departamento de Risaralda.

El 4 de mayo, su cuerpo fue encontrado sin vida en el río Cauca, pero en el municipio Sabanalarga, en el departamento de Antioquia, a más de 300 kilómetros del lugar de la desaparición. Sus familiares han emprendido una campaña para exigir el esclarecimiento del caso.

Según relató un testigo a Noticias Uno, que habló bajo anonimato, el joven y otras personas, incluyendo a un hermano mayor, llegaron hasta el puente Francisco Jaramillo de La Virginia, en horas de la noche, como lo hacían casi todos los días.

Según el testigo, el joven no participaba en las protestas y fue a refugiarse a la parte baja del puente, en el momento en que se producían cargas policiales de la fuerza pública contra los manifestantes, durante las jornadas contra la reforma tributaria en Colombia.

Un diálogo truncado, más represión y nuevos llamados a la protesta masiva: ¿en qué punto está Colombia?
“La Policía se les fue detrás, entonces bajaron al puente, los vieron ahí sentados y les empiezan a pegar con los bolillos [garrotes], pero muchos policías”, dijo la persona que presuntamente presenció la represión.

En medio de la golpiza que recibían de los uniformados, el hermano del joven sí pudo huir. “Lo cogen ahí [a Brahian] y ahí pasó algo, no se volvió a saber de él”, añadió el testigo.

El cuerpo de Brahian que fue encontrado sin vida seis días después. Otras personas también habrían presenciado la golpiza, pero ninguno pudo señalar qué ocurrió posterior a esa acción de la Policía.

Otra hipótesis que se maneja es que el propio joven se habría lanzado al río, en medio de la confrontación con los uniformados, y se ahogó.

Su hermana Thalía Rojas dijo al diario El Tiempo que esperan que sus dudas sean respondidas y descarta la hipótesis del ahogamiento.

“Mi hermano sabía nadar, él trabajaba en la arenera, tenía que entrar al río, nadar hasta el fondo con un balde y sacar la arena. Es cierto que el río puede ser traicionero, pero a él nadie lo vio tirarse, además, ahí hay canoas. Él se hubiera sujetado”, comentó.