Dom. Jun 20, 2021

Latino News

Noticias de Hazleton y el mundo

Fundado el 20 de mayo de 2013

Empleada de Cargill en Hazleton alega discriminación racial en respuesta al COVID

Empleada de Cargill en Hazleton alega discriminación racial en respuesta al COVID

Foto: Fuente Externa

Jennifer Villa, una trabajadora negra y dominicana de la línea de producción en las instalaciones de Cargill Meat Solutions en las afueras de Hazleton, alega en un documento ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo que:

La actitud discriminatoria de Cargill hacia los trabajadores hispanos y negros y su trato hacia ellos, llegó a un punto crítico, cuando un brote masivo de COVID-19 se apoderó de las instalacionese entre marzo y abril del 2020.

“Antes y al comienzo del brote, Cargill no tomó ningún tipo de precauciones para protegerme a mí y a otros trabajadores hispanos y negros. En cambio, Cargill nos engañó sobre el brote y, al mismo tiempo, si tomó medidas para proteger a los trabajadores en departamentos con grandes concentraciones de trabajadores blancos”, dijo: Villa.

Villa continúa escribiendo sobre sus propias experiencias de contraer COVID-19 y contagiar a su esposo en abril, así como de la oposición que enfrentó al tratar de cuidar de sí misma y de otros trabajadores, sin ser sancionada por su empleador antes de que diera positivo.

“A medida que avanzaba mi turno, me sentía cada vez peor. Finalmente, solicité permiso para salir temprano a un supervisor de seguridad, quien estaba sustituyendo a mi supervisor en ese momento. A pesar de que en ese momento estaba muy claro que el COVID-19 se estaba extendiendo rápidamente por toda la fuerza laboral de producción, este supervisor no me permitió irme y amenazó con darme medio punto si me iba sin permiso. Debido a que tenía miedo de perder mi trabajo, sentí que no tenía más remedio que quedarme y terminar mi turno”, comentó Villa.

Al final, Villa pasó a dar positivo y se quedó en casa. Mientras estuvo fuera, la planta cerró por un corto período de tiempo. Durante ese período de tiempo, falleció el primero de al menos dos trabajadores hispanos en la instalación que murieron de COVID-19.

Cuando la planta volvió a abrir y ella regresó, encontró condiciones continuamente peligrosas para trabajadores como ella. Específicamente, Cargill: (1) no logró mantener una distancia adecuada en los espacios de trabajo, especialmente en las abarrotadas líneas de producción; (2) no mantuvo la distancia en áreas comunes como pasillos, salas de descanso y baños; (3) se negó a permitir que los trabajadores se laven las manos con regularidad; (4) no informar a los trabajadores que han estado expuestos al COVID-19 en el lugar de trabajo; y (5) no mantener una ventilación adecuada para reducir el riesgo de propagación del aerosol.

Villa concluye: “Incluso ahora, debido a las acciones discriminatorias de Cargill, yo y los trabajadores hispanos y negros en situación similar en las instalaciones de Cargill seguimos siendo vulnerables y temerosos de futuros brotes”.

Historia de discriminación en cargill

“Hay una historia de racismo y sentimiento anti-inmigrante en Hazleton, PA y sus áreas circundantes, y esos problemas son particularmente frecuentes en las instalaciones de Cargill. A través de mi empleo en Cargill, he sido sometido a un trato peor que mis compañeros de trabajo blancos, no hispánicos, por motivos de raza, color y origen nacional. Por ejemplo, mi supervisor más reciente, Sam, que es blanco, generalmente acepta solicitudes para salir temprano o tomarse un día libre cuando estas solicitudes provienen del pequeño número de trabajadores blancos en mi línea, pero generalmente rechaza solicitudes similares de mí y de otros trabajadores hispanos y negros”, dijo: Jennifer Villa.

Las organizaciones que están trabajando en esta acción legal a favor de Jennifer Villa ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades son: Public Justice y Community Justice Project.