Sáb. Ene 23, 2021

Latino News

Noticias de Hazleton y el mundo

Fundado el 20 de mayo de 2013

Otra vacuna contra COVID-19 en fase final de pruebas en EE.UU.

Por Lauran Neergaard

Un enorme estudio en Estados Unidos de otra candidata a vacuna contra el COVID-19 arrancó el lunes, mientras los estados continúan distribuyendo las escasas reservas de las primeras vacunas en un país que espera con ansiedad librarse del catastrófico brote.

Expertos en salud pública dicen que, además de las dos vacunas que actualmente se distribuyen — una elaborada por Pfizer y su socio alemán BioNTech, y la otra por Moderna —, es crucial tener más opciones para abastecer suficientes vacunas al país y al mundo.

La candidata elaborada por Novavax Inc. es la quinta en llegar a la fase final de ensayos clínicos en Estados Unidos. Se necesitan aproximadamente 30.000 voluntarios para demostrar si la vacuna realmente funciona y es segura.

“Si quieres tener suficientes vacunas para inmunizar a todas las personas en Estados Unidos a las que quisieras vacunar — hasta 85% o más de la población — necesitarás más de dos empresas”, dijo el lunes a The Associated Press el doctor Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos.

Aproximadamente 1,8 millones de muertes a nivel mundial se atribuyen al nuevo coronavirus, incluidas más de 330.000 en Estados Unidos. Hasta el momento, este ha sido el mes más mortífero del brote en Estados Unidos, con unas 65.000 muertes en lo que va de diciembre, según el COVID Tracking Project. El país ha registrado más de 3.000 muertes por día en las últimas semanas.

Y Estados Unidos podría enfrentar un invierno terrible: a pesar de las advertencias de quedarse en casa y evitar a otras personas durante la temporada navideña, casi 1,3 millones de personas pasaron por los aeropuertos del país el domingo, la mayor cantidad en un día desde que la crisis se estableció en el país hace nueve meses.

La Operación Warp Speed del gobierno del presidente Donald Trump espera haber enviado 20 millones de dosis de las vacunas de Pfizer y de Moderna a los estados para principios de enero, menos de lo previsto originalmente, para frustración de los estados y funcionarios de salud que intentan programar la vacunación.

No hay un monitoreo en tiempo real de qué tan rápido está recibiendo la gente la primera de las dos dosis necesarias. Para el lunes, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) tenían reportes de más de 2,1 millones de vacunaciones de las 11,4 millones de dosis enviadas, pero la agencia sabe que el cálculo no está actualizado.

Pueden pasar días antes de que los reportes de los proveedores de vacunas empiecen a llegar y sean sumados al sitio.