Mié. Sep 30, 2020

Latino News

Noticias de Hazleton y el mundo

Fundado el 20 de mayo de 2013

Algunas restricciones permanecerán en fase amarilla

De James  Halpin

Mientras Hazleton y el resto del condado de Luzerne, se preparan para pasar a la fase amarilla del plan de reapertura de COVID-19, los residentes pueden esperar ver algunos cambios; aunque muchas de las medidas  implementadas en las últimas semanas seguirán vigentes.

El gobernador Tom Wolf anunció el viernes, que el condado de Luzerne estará  al igual que otros siete, listo para ingresar a la fase amarilla el 29 de mayo, junto con el vecino condado de Schuylkill. Los condados restantes de Pennsylvania, permanecerán en la fase roja hasta  el 5 de junio.

La fase amarilla, pone fin la orden de permanencia en el hogar, que ha estado en vigencia desde el 27 de marzo, y permitirá que grupos de hasta 25 personas se reúnan.

Algunos tipos de negocios minoristas y las instalaciones de cuidado infantil, pueden abrir, mientras que los gimnasios, casinos, teatros y salas de conciertos deben permanecer cerrados. Los restaurantes y bares permanecerán limitados solo para llevar.

Pero incluso las empresas que pueden reabrir, estarán sujetas a pautas estrictas. Por ejemplo, la orientación comercial emitida por la oficina del gobernador exige que el teletrabajo debe continuar donde sea factible.

“Todas las empresas que han llevado a cabo sus operaciones de forma total o parcial a distancia mediante el teletrabajo individual de sus empleados, deben continuar las operaciones de teletrabajo para cada uno de esos empleados”, de acuerdo con la guía.

Aquellos que no puedan tener empleados que trabajen de manera remota, deben seguir pautas estrictas que incluyen la desinfección frecuente de áreas de alto contacto, la limpieza regular de otras áreas, el establecimiento de un plan de respuesta COVID-19 y la prevención de que grupos grandes entren y salgan del edificio al mismo tiempo.

Además, los empleadores deben limitar el número de personas en áreas comunes y, si es posible, realizar reuniones y capacitaciones virtualmente. Las reuniones en persona deben limitarse a 10 personas sentadas a seis pies de distancia.

Los empleadores deben asegurarse de que los empleados tengan acceso a jabón, agua, desinfectante para manos y toallitas desinfectantes, y deben proporcionar máscarillas (no médicas) para que los empleados las usen “en todo momento”. Las máscaras también deben ser obligatorias en el sitio de trabajo, de acuerdo con la guía.

Los visitantes a negocios  no esenciales, deben ser desalentados de visitar el negocio, y las compañías deben asegurarse de tener suficientes empleados para seguir los protocolos, mientras realizan sus negocios de manera segura.

“No se requiere que un negocio realice operaciones en persona, y no debe hacerlo si el negocio no puede hacerlo de acuerdo con esta guía”, dice el documento. “Las empresas a las que se les permite llevar a cabo operaciones en persona que no pueden o no quieren cumplir con estos requisitos pueden realizar entregas en la acera a los clientes, siempre que se sigan los estrictos distanciamientos sociales y otras medidas de mitigación”.

Fuente: Citizens Voice