Jue. Abr 15, 2021

Latino News

Noticias de Hazleton y el mundo

Fundado el 20 de mayo de 2013

Revelan reunión de emergencia de empresarios de EEUU

Fuente Externa

WASHINGTON, EEUU.- Una treintena de los líderes de las empresas más importantes de Estados Unidos mantuvieron una reunión virtual de emergencia tres días después de que el presidente candidato, Donald Trump, denunciara sin pruebas que le estaban robando la posibilidad de ser reelegido en las elecciones del 3 de noviembre en beneficio del demócrata Joe Biden, según una versión difundida en las últimas horas por el periódico británico Financial Times.

A lo más, estos 30 CEO reconocieron a Trump su derecho al pateo judicial, pero desestimaron que todo esto pueda derivar en algo más, aunque hubo quienes hablaron de temores a un golpe de Estado.

Casi dos semanas después, Trump sigue alegando un supuesto fraude, aunque este domingo 15 publicó un tuit donde por primea vez admite que el triunfador fue Biden.

“Ganó porque las Elecciones estaban Amañadas. No se permitieron OBSERVADORES U OBSERVADORES DEL VOTO, los votos fueron contados por una compañía propiedad privada de la Izquierda Radical, Dominion, con una mala reputación y equipo engañoso que no pudo siquiera cumplir con los requisitos para Texas (¡Que yo gané por mucho!), ¡los Medios de Comunicación Falsos y Callados, y más!”, escribió Trump en su cuenta en Twitter.

Trump todavía no ha admitido claramente su derrota y se ha dedicado a difundir teorías conspiratorias sobre un supuesto fraude electoral sin aportar pruebas. Repite que estas luego saldrán a escena una vez que los fiscales las encuentren.

El mandatario saliente insistió este mismo domingo 15 en que no reconoce su derrota porque Biden, aseguró, “solo ganó a ojos de los Medios de Noticias Falsas. ¡Yo no reconozco NADA! Tenemos un largo camino por delante. ¡Esta fue una ELECCIÓN AMAÑANADA!”

Trump apenas ha conseguido hasta ahora alguna que otra victoria menor en los tribunales, donde ha ido sufriendo revés tras revés. Este viernes fueron desestimadas seis demandas presentadas por su campaña electoral en dos cortes de Pensilvania.

El mandatario ahora se está haciendo eco de una teoría promovida en internet por el movimiento QAnon, que alega sin base de que hubo un fraude electoral que achaca a la empresa Dominion Voting Systems, fabricante de las máquinas para el conteo de los sufragios.

Ya el jueves Trump publicó otro tuit en el que mencionaba la teoría conspiratoria de que dicha empresa eliminó millones de votos en su favor, citando un link del sitio de ultraderecha One America News Network.

La organización no gubernamental Advance Democracy, que sigue los casos de desinformación, ha hallado desde el pasado 5 de noviembre que 1 de cada 7 mensajes en Twitter con la etiqueta #Dominion fueron originados en cuentas que se identifican con QAnon.

QAnon es un fenómeno de internet que promueve teorías sin base alguna, como que el mundo está dirigido por una organización de pedófilos satánicos que, entre otras cosas, conspiran para derrocar a Trump o que los incendios forestales que devastan el oeste estadounidense fueron causados por activistas de Black Lives Matter (Las vidas negras importan).

Estas teorías conspiratorias y las alegaciones de fraude electoral, que el propio Trump está promoviendo, parece que están haciendo mella en sus propios seguidores.

La versión del diario británico Financial Times

En encuentro virtual de estos 30 líderes empresariales en la plataforma Zoom fue moderado por Jeffrey Sonnenfeld , académico de la Universidad de Yale.

Al principio de la sesión, los participantes conocieron una opinión del destacado académico Tim Snyder, historiador de Yale y autor de On Tyranny (

Sobre la tiranía),quien advirtió sobre la posibilidad de un “golpe de Estado” y que las democracias casi siempre son derrocadas desde el interior.

“Para derrotar un golpe de Estado, la respuesta temprana de los líderes de opinión, incluidos los líderes empresariales, es muy importante. Incluso si piensa que lo que está haciendo Trump no va a funcionar, es muy importante no esperar a ver cómo responden los demás”, dijo. Snyder,

Participaron en el encuentro virtual los CEO de Goldman Sachs, Johnson & Jonhson y Walmart y el fundador de la firma financiera Blackstone, Stephen Schwarzman, quien defendió la posición de Trump y sus afirmaciones en el sentido de que se están robando la elección.

De acuerdo con fuentes consultadas por el periódico británico Financial Times, en la reunión del 6 de noviembre, algunos de los participantes expresaron su preocupación por lo que está pasado en Estados Unidos y abordaron la posibilidad de que esa nación pueda estar al borde de un golpe de Estado.

Schwarzman habría estado en contra de esa percepción y trató de calmar tales temores al señalar que Trump está en su derecho de impugnar los resultados de las elecciones y destacó que el proceso legal seguirá su curso.

El fundador de la firma financiera Blackstone, Stephen Schwarzman, un reconocido donante republicano y partidario destacado de Trump, preguntó a sus interlocutores si no les sorprendió que los primeros votos en Pensilvania hubieran favorecido al candidato presidente Trump y luego a Biden.

Incluso les recordó que hubo informes que indicaban que las papeletas electorales seguían llegando un día después de las elecciones a las oficinas electorales y que algunas de ellas “pudieron no haber sido reales”.

Pero pese a todo, les mencionó que serán los tribunales los que resolverán si hubo ilegalidades o no y tras el diálogo su firma emitió un comunicado en el que se confirmó que lo expresado por su CEO en esa reunión virtual refleja que ”cree que el sistema electoral es sólido y que el proceso democrático se desarrollará de manera ordenada y legal, como lo ha hecho a lo largo de la historia de nuestra nación”.

Brian Roberts, director ejecutivo de Comcast, con sede en Filadelfia, respondió a Schwarzman explicando que la legislatura estatal encabezada por los republicanos había impedido que los votos enviados por correo se contaran antes del día de las elecciones.

Al final de la reunión, muchos de los líderes empresariales felicitaron a Biden como presidente electo y alentaron a los líderes republicanos en el Congreso a admitir la derrota de Trump y respaldar la victoria electoral de su oponente con la esperanza de coadyuvar a una transferencia de poder sin problemas, disipándose los temores a un golpe de Estado.

En ese sentido, el profesor Jeffrey Sonnenfeld, mencionó al Financial Times que “algunos pensaron que (la posibilidad de un golpe) era una exageración”, pero que muchos directores ejecutivos se habían “alarmado” previamente por el discurso del presidente Trump, por lo que la advertencia del profesor Snyder solo hizo que se decidieran a hablar.

“Hubo una gran preocupación por las palabras del presidente y la reacción nacional, que estaba provocando más división en el país. Ninguno de ellos quiere unanación dividida. No quieren comunidades fracturadas. No quieren lugares de trabajo hostiles”, expuso