Dom. Ene 24, 2021

Latino News

Noticias de Hazleton y el mundo

Fundado el 20 de mayo de 2013

Doy gracias aún en este año 2020 tan doloroso

Aún con lo duro, triste, atropellado de este año, que dentro de un mes ya culmina, saco este momento para agradecer al  Dios del cielo, que estoy viva y en salud.

Ayer fue el día de dar gracias, lo hago con mi corazón, porque realmente cuando miro a mi hijo menor con su condición de distrofia muscular y me digo “está vivo, lo tengo conmigo, ya eso es un regalo del creador.

Doy gracias al Dios del cielo por la salud de mi familia, por hacerme una mujer fuerte anta tantas adversidades, doy  gracias porque mi hijo Danny está muy estable dentro de su condición, gracias porque el creador cuida los pasos de mi hijo mayor Adolfo.

Estoy escribiendo estas líneas y puedo pensar, ver el mar y disfrutar su hermoso sonido, puedo hacer ejercicios, cantar, componer canciones, escribir poemas y cuentos, gracias a la musa que me visita, se va y vuelve.

Puedo moverme, comer con mis manos, correr, bañarme, limpiar mi hogar, cocinar, leer un excelente libro, nadar, hablar, tragar, hacer mis diligencias, guiar mi auto, pensar, analizar y discernir.

Son muchos los eventos que nos sacudieron en Puerto Rico, mi segunda patria amada, eventos que desde febrero se tornaron debastadores, tristes, en el trayecto de este 2020.

Sufrimos en borinquen una gran crisis económica productos de todos los abusivos desgobiernos y las malas administraciones del erario del pueblo.

Gracias a esta tierra por acogernos, tierra de grandes e ilustres, tierra de brillantes personajes, isla de Emeterio Betances, Luis Palé Matos, Rafael Hernández, Julia de Burgos, Eugenio María de Hostos, Pedro Albizu Campo, Julia de Burgos, Luis Palé Matos, Roberto Clemente, Mariana Bracetti, Luis Muñoz Rivera, Abelardo Díaz Alfaro, Luis Lloréns Torres, entre otros grandes e históricos hombres y mujeres  de Puerto Rico.

A la verdad que mirando la actual situación cualquiera se desamina, pero no, no y no, la vida continúa con sus altas y sus bajas y hay que echar el pleito, al parecer el tren de la vida que llevábamos era al parecer muy agitado.

El coronavirus nos cambió la vida, circunstancias,  cotidianidad, metas, finanzas, salud frenándonos de golpe, haciéndonos reflexionar sobre la importancia de mantenernos  activos y saludables.

Hay personas en Puerto Rico y el mundo pasándolas muy mal, personas enfermas, sin techo ni alimentos, con frío y situaciones duras, muy duras y que han perdido familias completas con este letal virus.

Ahora nos toca continuar cuidándonos y protegidos con nuestras mascarillas, distanciamiento social y buena nutrición.

Esta pandemia provocada por el coronavirus, tiene de desaparecer, si  todos aportamos nuestras cuotas de responsabilidad, medidas cautelares y de prevención de contagios.

Y será tiempo de reflexionar si aprendimos una lección del Covid-19 o simplemente tú seguirás, quejándote por simplezas.