Mié. Sep 30, 2020

Latino News

Noticias de Hazleton y el mundo

Fundado el 20 de mayo de 2013

La verdad sobre la violencia en New York

Juan Carlos Valderrama

A MI MANERA

Por Juan Carlos Valderrama

 

La seguridad pública es un derecho de todos los ciudadanos y vecinos de una nación, estado o localidad y con este breve análisis pondré bajo la lupa a la violencia.

En el último informe de junio 2020 sobre estadísticas del crimen del departamento de policía de la Metrópoli (NYPD) se observa un crecimiento de la violencia armada y de asesinatos en comparación con el año 2019 detallaré los delitos cometidos incrementados; incidentes de tiroteo 205 versus 89 un aumento del 130.3 %; asesinatos 39 versus 30 un aumento del 30%, robos 1783 versus 817 un aumento de 118.2 %; robos de autos 696 versus 462 un aumento de 51%.

Los medios televisivos nos muestran descarnadamente violencia armada, tiroteos homicidios, asesinatos, saqueos, vandalismo a la luz del día.

En primer lugar, nos preguntaremos ¿Quiénes combaten la delincuencia? Parece obvio la respuesta seria las autoridades policiales, pero no son sólo ellos también tenemos al sistema judicial, las organizaciones comunitarias, las familias, los políticos.

Después de los acontecimientos que le quitaron la vida a George Floyd surgió el movimiento antirracista “Black Lives Matter”como una protesta  y frustración hacia el uso de la violencia contra minorías étnicas como la  afroamericana y latinoamericana el excesivo uso de la fuerza o brutalidad policial esto llevó a que las autoridades políticas  establecieran una reducción presupuestaria de 1,000 millones de dólares y a la desactivación de la unidad anticrimen cuya función era prevenir proactivamente  el crimen, especialmente la violencia armada.

La reforma en el sistema judicial debido a la ineficacia carcelaria permitió la libertad bajo fianza de un amplio espectro de crímenes; la reducción de penas y de encarcelamiento por delitos menores tales como orinar en la vía pública.

Debido a la crisis de salud pública del COVID- 19 los juzgados se encuentran cerrados, los sistemas judiciales no funcionan permitiendo la liberación de detenidos. Se debe intervenir a las personas con armas antes que las usen y los tribunales deben evitar la liberación inmediata de arrestados por delitos relacionados con armas.

Se realizo la liberación anticipada o excarcelación de reclusos de la prisión de la Isla Rikers Island y ya casi la mitad de la población de las cárceles está en las calles y muchos están cometiendo nuevos delitos, así como muchos liberados por la reforma por fianza muchos están involucrados en delitos mayores, incluido el asesinato de acuerdo a las autoridades policiales.

Existe una animosidad de confrontación tremenda hacia la policía, toda persona con la que tratan los agentes durante una detención “buscan luchar” contra ellos ocasionando una moral baja, los agentes “tienen miedo de acabar en los juzgados” si utilizan una llave de inmovilización durante un arresto o “cuando están luchando por su vida”.

No debemos olvidar que las comunidades pobres y el desempleo juvenil generan inseguridad economía y social, desigualdad de oportunidades, discriminaciones;

conflictos sociales, así como grupos desatendidos e ignorados.

Los líderes políticos se encuentran en confrontación con la policía, no apoyándolos, las autoridades no tienen un plan real para los jóvenes, ni tienen soluciones que rompan esas barreras con las comunidades afroamericanas y latinas.

Bajo el modelo policial CompStart base de datos, se disminuyó un 83% de homicidios entre 1993 y 2016 no debemos permitir que la ciudad se convierta en insegura nuevamente.

Las Organizaciones contra la violencia deben apoyar a los jóvenes en la búsqueda de oportunidades de empleo y estudio hacia una movilidad económica

Como ultimas estrategias contra la violencia se deberá incrementar la presencia policial en las áreas calientes o de riesgo, el  uso de la tecnología y de la inteligencia  para sacar las armas de la calle, mejorar la confianza en la comunidad  para la identificación y vigilancia de los elementos del crimen, vinculándose  con las organizaciones comunitarias y la iglesia, se deberán crear programas y leyes para prevenir la violencia, establecer leyes sobre las armas más estrictas ,mejorar la formación de la fuerza policial , implementar mayores instrumentos de asistencia legal y psicológica

No debemos olvidar que la violencia se expresa en diferentes formas, como el racismo y discriminación, los crímenes que atentan contra la vida, la seguridad e integridad de todos sus habitantes, debemos evitar el caos y la anarquía.

Debemos recordar que la violencia es una conducta aprendida que tiene muchas variables que condicionan su ocurrencia y es una expresión de conflictos mentales, humanos y sociales.